El producto fue agregado correctamente
Cuestión de palabras

Una vuelta ansiada: La columna «Cuestión de palabras»

Por Silvana Tanzi / Viernes 10 de junio de 2022
Foto: Mauro Martella

Vuelve la columna más esperada: «Cuestión de palabras», de la archiconocida dupla Silvana Tanzi y María Eugenia Martínez. Respuestas a dudas sobre los usos de la lengua y los cambios que experimenta todo el tiempo, escritas con la sagacidad y el humor que las caracteriza. Le damos la bienvenida nuevamente a estas dos colaboradoras claves de Intervalo. En esta primera entrega, Silvana Tanzi atiende esos raros verbos nuevos... 

Esos raros verbos nuevos

Creo que fue el Día de la Madre cuando reparé en el uso de un grupo de verbos relativamente nuevos. Ese domingo, entre los mensajes amorosos que invadieron las redes, hubo algunos dedicados a las mujeres que maternan. «Maternar ha surgido en el último tercio del siglo XX para aludir a la crianza y cuidado de los hijos por parte de su madre, aunque su empleo está poco extendido», respondió la RAE en su sitio de consultas de Twitter a un usuario curioso, como yo, por encontrarse con ese verbo.

La respuesta de la RAE no me convence por incompleta. Hoy maternar también tiene el significado de brindar afecto y cuidados propios de la maternidad, aunque la mujer no sea madre biológica. Con el mismo sentido, se están usando los verbos paternar y abuelar. Se lo comento a una amiga y me dice que en algunos ámbitos se usa también duelar. «Yo en este momento estoy duelando», agrega irónica, en alusión al quiebre de su relación amorosa. 

Verbos raros, ¿verdad? Sobre todo si hacemos el ejercicio de conjugarlos. Me recordaron la canción Raros peinados nuevos, de Charly García, un guiño al estilo punk de los integrantes de Soda Stereo cuando surgieron en el inicio de los años 80.

¿Se pueden inventar verbos igual que se inventan peinados? Claro que sí, todo el tiempo lo hacemos, aunque no nos demos cuenta. Algunos prosperan, se integran al habla cotidiana y pasan al diccionario, mientras que otros quedan en el olvido. Generalmente surgen porque hay una nueva realidad que necesita ser nombrada. Por ejemplo, hoy está extendido el verbo wasapear, así, con esa grafía, incluso es una de las palabras que la RAE está estudiando para incorporar al diccionario.

Una curiosidad del español es que todos los verbos que se crean terminan en  ̶ ar, es decir, pertenecen a la primera conjugación. Álex Grijelmo lo explica muy bien en La gramática descomplicada: «En esta conjugación se encuadran todos los verbos que se han creado en el idioma español durante los últimos siglos, incluidos los últimos años: telefonear, televisar, telegrafiar, faxear, chatear, piratear, radiar, reportajear... Así lo ha querido el genio del idioma, que no ha permitido ningún nuevo verbo terminado en  ̶ ir o en  ̶ er».

Si el uso de maternar y verbos similares será común en el habla, aún no lo sabemos. Por ahora, yo sigo cantando con Charly: «Si me gustan las canciones de amor / Y me gustan esos raros peinados nuevos / Ya no quiero criticar / solo quiero ser un enfermero».

___________________________________________________________________

Aclaración

Estas columnas tienen como objetivo ofrecer reflexiones sobre los usos y cambios en la lengua y recomendaciones a partir de la normativa para lograr una escritura clara y comunicativa. Sus autoras son periodistas, docentes de talleres de escritura y correctoras, y si bien tienen formación en lenguaje y literatura, no son especialistas en gramática ni en idioma español. Escriben a partir de su experiencia, de sus lecturas y de la observación de situaciones confusas, cuando no ridículas, que circulan en la marea de textos que leen a diario. 

Productos Relacionados

También podría interesarte

×
Aceptar
×
Seguir comprando
Finalizar compra
0 item(s) agregado tu carrito
MUTMA
Continuar
CHECKOUT
×
Se va a agregar 1 ítem a tu carrito
¿Es para un colectivo?
No
Aceptar