Lecturas breves en tiempos de Silicon Valley

Episodio 8: «Nuestro mundo muerto», de Liliana Colanzi

Por Tania de Tomas / Viernes 25 de junio de 2021
Fragmento de portada de «Nuestro mundo muerto», de Liliana Colanzi (Eterna Cadencia, 2017)

Conducido por Tania de Tomas y desde los estudios de Radio Pedal, este mes recomendamos Nuestro mundo muerto, de Liliana Colanzi: cuentos que flirtean con la ciencia ficción, lo fantástico y lo pesadillesco, en los que la idiosincrasia indígena y su historia de explotación chocan con la vida moderna y urbana. Seguinos también en Spotify. 

No hay tiempo, parece ser que siempre estamos pendientes de alguna pantalla; enchufados a la máquina, mirando no sabemos exactamente a qué; pero conectados. En Escaramuza queremos que desconectes, que hagas una pausa, que te tomes un tiempo para escuchar y para leer, y por eso creamos este espacio: Lecturas breves en tiempos de Silicon Valley.

Desde los estudios de Radio Pedal, una vez al mes, sugerimos un texto breve para leer en el bus, entre videollamadas o mientras cocinás. Pasajes en voz alta y algunos datos sobre libros recomendados para vos, lector, lectora, que no para. No tener tiempo para leer dejó de ser una excusa.

Este mes sugerimos Nuestro mundo muerto, un libro del escritora boliviana Liliana Colanzi, publicado por Eterna Cadencia en 2017.

Liliana Colanzi nació en Santa Cruz, Bolivia, en 1981. Publicó el libro de cuentos Vacaciones permanentes (2010) y Nuestro mundo muerto (Eterna Cadencia, 2017). Ha colaborado en medios como Letras Libres, El Deber, Granta y The White Review. Fue seleccionada entre los 39 escritores latinoamericanos más representativos menores de 40 años por el Hay Festival, Bogotá39. Ganó el premio de literatura Aura Estrada, México, en 2015. Reside en Ithaca, Nueva York, y enseña en la universidad de Cornell.

Otras lecturas

También podría interesarte

×
Aceptar
×
Seguir comprando
Finalizar compra
0 item(s) agregado tu carrito
MUTMA
Continuar
CHECKOUT
×
Se va a agregar 1 ítem a tu carrito
¿Es para un colectivo?
No
Aceptar